Migración forzada del Triángulo Norte

Migración forzada del Triángulo Norte

El Triángulo Norte de América Central (integrado por Guatemala, Honduras y El Salvador) es una región donde actualmente el nivel de violencia es de los más altos del mundo. La población de estos países huye aterrorizada por miedo, amenazas o persecución directa por parte de las maras, organizaciones criminales que controlan comunidades y pueblos. La mayoría de migrantes y refugiados centroamericanos se dirigen a México y a Estados Unidos, pero también a España, ya que resulta un destino más seguro. Según los datos del Ministerio del Interior, en 2016 El Salvador fue el tercer colectivo de solicitantes de asilo de Cataluña. En la ciudad de Barcelona, ​​Honduras es el colectivo latinoamericano que más creció en los últimos años y actualmente hay más de 9000 personas empadronadas. Tanto ACNUR como la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), han mostrado su preocupación por el incremento de desplazados y refugiados del Triángulo Norte, y por la falta de reconocimiento del derecho de asilo a las víctimas de maras en España.

Nuestro proyecto se basa en una investigación cualitativa de la población de Honduras y El Salvador en Catalunya, para visibilizar las causas de la migración y analizar sus trayectorias sociolaborales.  A pesar de que recientemente la prensa comenzó a realizar seguimiento de las caravanas de migrantes centroamericanos, creemos que la situación del Triángulo Norte aún es poco divulgada en los medios de comunicación de Europa del sur y no se analiza el contexto sociohistórico por el cual la gente lleva migrando más de 20 años. Cataluña es un destino donde esta población solicita asilo, busca trabajo y teje redes sociales, por lo que creemos necesario conocer más a fondo la situación actual del Triángulo Norte de América Central, entender la violencia estructural que se vive, las causas de la migración y trayectorias migratorias de las personas que llegan aquí. Para ello ideamos un proyecto de investigación y formación, contando con la participación de personas refugiadas por violencia, de Honduras y El Salvador. Las primeras formaciones se llevaron a cabo en la ciudad de El Prat, y en la ciudad de Barcelona, organizadas por el Ayuntamiento de El Prat y la Fundación FICAT, respectivamente. En ambas formaciones participó María Elena Henriquez, refugiada de El Salvador en 1989 por la guerra civil, y personas que han llegado refugiadas recientemente como testimonios para explicar la violencia de las maras.

 

Habilidades

Publicado el

diciembre 2, 2018